tr?id=972797843200763&ev=PageView&noscript=1 Blog | HitLive
favicon-nini Blog | HitLive

Cargando Blog | HitLive

 

Accede o Crea tu Cuenta para ver + TV Saludable

+ Blog

¿Cómo debemos hacer la valoración en cuanto a la toxicidad intestinal? En este nuevo capitulo encontrarás la respuesta y será el complemento final  de lo comprendido en el universo de toxicidad intestinal.

Entre los factores que promueven la intoxicación se encuentra el exceso en el consumo de alimentos que alteren el funcionamiento normal de nuestro organismo, como el azúcar y la proteína animal. La digestión inadecuada, el enlentecimiento hepatobiliar y la falta de fribra son otros factores que aumenten la toxicidad de nuestro intestino.

Vamos a hablar fundamentalmente de otro elemento, síntomas por toxinas circulantes intestinales. Porque claro, cuando hay un intestino permeable, cuando hay hiperpermeabilidad intestinal y las uniones estrechas entre los enterocitos se abren.

Ahora hablaremos de cuales pueden ser esos síntomas generados por fibra insuficiente que pueden manifestarse como intoxicación intestinal. Por ejemplo, la hiperglicemia, generada por un alto consumo de harinas refinadas sin fibra, la diabetes que es la consecuencia de estado insulínico y la hipoglicemia, también relacionado con pacientes con resistencia a la insulina, son simples consecuencias de dietas dismetabólicas.

Pasemos ahora a hablar de otro punto importante que tenemos que entrar a analizar, se trata de la evaluación funcional de la intoxicación intestinal, es decir, de qué manera podemos recoger datos semiológicamente, que nos permitan saber que nos encontramos a un paciente que indudablemente tiene problemas de toxicidad intestinal.

La permeabilidad intestinal anormal es un proceso biológico interactivo entre el sistema inmunitario y las sustancias presentes en la región luminal. Esta permeabilidad permite un acceso regulado a través del tracto digestivo que desata una variedad de efectos metabólicos relevantes para el hígado.

Pasamos ahora a analizar cuales son y cómo se comportan los residuos indigeribles para el organismo. Esto es fundamental entenderlo porque, por ejemplo, en el colon proximal, el PH es mucho más ácido, debido a la producción de ácidos grasos de cadena corta y a la fermentación de los carbohidratos.

La degradación de proteínas, no digeridas o endógenas,  en el colon por la microbiota residente, es un proceso conocido como putrefacción. Esto es considerado perjudicial para la salud ya que también puede ser un factor tóxico. 

En esta oportunidad vamos a hablar de un tema de gran trascendencia, la intoxicación intestinal, porque desde hace muchos años la gente que trabajaba en medicina biológica hablaba por ejemplo del concepto de autointoxicación intestinal, pero no era un tema de aceptación general en la comunidad médica occidental.

El siguiente grupo que no puede interesar desde le punto de vista gastrodigestivo, serían las interferencias producidas por las Enzimas Pancreáticas. Aqui tendriamos como principios activos, la pancreatina y la pancreolipasa. Son químicos naturales, que ayudan a descomponer grasas, proteínas y carbohidratos.

Con respecto a las interferencias producidas por laxantes, quiero hablar del aceite mineral. Es un lubricante que incluso se puede utilizar como laxante por vía de enema, y clásicamente se conoce desde hace mucho tiempo la aplicación por vía rectal, utilizando una sonda nelaton, de este mineral en pacientes con constipación severa.

Los bloqueadores H2, cimetidina, famotidina, nizatidina, ranitidina, son utilizados especialmente para el tratamiento de la dispepsia. Una serie de nutrientes se pueden ver afectados si estas sustancias son utilizadas por un largo plazo.

Próximos Eventos

1 Blog | HitLive

¡Espera, aún tienes algo por hacer!

Suscríbete para recibir nuestro boletín semanal

person